Berenjena y toxicidad.



La berenjena pertenece a la familia de las solanáceas y, como muchas solanáceas, contiene alcaloides que pueden tener un efecto tóxico en dosis altas: ¿es tóxica la berenjena y no debe comerse? Tratemos de ser claros.

Berenjena: qué es y cómo se consume.

La berenjena es el fruto de Solanum melongena, una planta anual que se encuentra en toda la cuenca del Mediterráneo, donde se cultiva con fines alimenticios. La berenjena está disponible en los supermercados durante todo el año, pero está en temporada de junio a octubre y se puede encontrar en diferentes variedades: el color de las frutas varía desde el blanco marfil hasta el morado muy oscuro, pasando por diferentes tonos de lila y la forma puede Ser redondos, ovalados o alargados.

Las berenjenas se comen cocinadas de diferentes maneras, por ejemplo, a la parrilla o en aceite, o se usan para la preparación de numerosas recetas, entre ellas la famosa berenjena parmesana y caponata.

La berenjena tiene un sabor amargo característico que dependiendo de la variedad puede ser más o menos pronunciado. Para retirarlo, antes de continuar con la cocción, se “escurre” la verdura, colocando las rodajas de berenjena en un colador con sal y colocando un peso encima de las rodajas: de esta manera la sal drenará el agua y, con ello, los principios amargos responsables del gusto.

¿Es la berenjena tóxica?

La berenjena es una planta perteneciente a la familia Solanaceae que incluye papas, tomates, pimientos y otras especies utilizadas con fines farmacéuticos como Atropa belladonna, stramonio y giusquiamo. Muchas solanáceas, incluidas las berenjenas, contienen alcaloides, moléculas producidas por la planta con fines defensivos y que muestran una marcada actividad farmacológica en el cuerpo de los animales: la berenjena, en particular, contiene solasonina .

La solasonina, así como la solanina presente en las papas y el tomate tomatine, tienen un efecto tóxico en el cuerpo, pero este efecto depende de la dosis de alcaloide que se tome.

Los alcaloides contenidos en la berenjena tienen una baja toxicidad y se encuentran en el orden de 60-110 miligramos por kilogramo de vegetal: la dosis tóxica para un adulto es de 3 miligramos por kg de peso corporal, lo que equivale a consumir aproximadamente 3 kg de berenjena .

Obviamente, en lo que respecta a los niños, la dosis tóxica es menor, pero aún son cantidades considerables: para tener efectos tóxicos, un niño de 25 kg debe consumir al menos 750 gramos de berenjenas, igual a dos berenjenas medianas.

Por lo tanto, no es necesario evitar el consumo de berenjenas por temor a su toxicidad: las berenjenas son ricas en sales minerales, vitaminas y sustancias antioxidantes que aportan beneficios a nuestro organismo.

Como siempre, es bueno variar la comida y seguir una dieta equilibrada y equilibrada.

Artículo Anterior

¿Qué contiene la tinta del tatuaje?

¿Qué contiene la tinta del tatuaje?

Perforación y alarma de tatuaje. La campana de alarma se lanzó a principios de año con las recomendaciones de los médicos del hospital pediátrico Bambino Gesù en Roma, en la edición de enero de "A scuola di salute" , un manual que se puede descargar del sitio en sí mismo y que desea brindar información sobre la historia penetrante. y tatua...

Artículo Siguiente

Cómo utilizar semillas de quinua: 3 recetas.

Cómo utilizar semillas de quinua: 3 recetas.

Las semillas de quinua ( Chenopodium quinoa ) son ricas en fibra y minerales y son una excelente fuente de proteína vegetal, ya que proporcionan todos los aminoácidos esenciales. Las semillas de quinoa se utilizan en la cocina para preparar ensaladas, platos únicos, albóndigas, hamburguesas y también se pueden comer crudas en ensaladas, después de haberlas hecho brotar. Las ...