La serotonina, la molécula de la felicidad.



Nuestra felicidad no depende solo de lo que nos rodea; en su base también hay factores biológicos, incluyendo hormonas y neurotransmisores como la serotonina .

Esta molécula es responsable de nuestros sentimientos de satisfacción, optimismo y, por supuesto, de felicidad. Cuando sus concentraciones de sangre son altas, el estado de ánimo es mejor; Por el contrario, la depresión se asocia con una reducción de sus niveles.

No es sorprendente que los antidepresivos más modernos funcionen al aumentar la cantidad de serotonina disponible para las células del cerebro.

Genes que influyen en los niveles de serotonina.

Los niveles de serotonina en nuestro cerebro dependen de la acción de dos genes :

> El primero (5-Httlpr) determina su distribución . Hay dos variantes, una de las cuales está asociada con una mayor satisfacción por la vida de uno;

> El segundo (Mao-A) controla su degradación . Una de sus variantes está asociada con el riesgo de formas de agresión; En las mujeres, los bajos niveles de expresión de esta variante se asocian con un mayor sentimiento de felicidad.

Sin embargo, la genética no es el único factor capaz de regular los niveles de esta molécula.

Serotonina: ¿dónde se encuentra en la naturaleza?

Tomar el precursor de la serotonina, el aminoácido triptófano, en forma purificada permite aumentar los niveles cerebrales de este neurotransmisor.

Desafortunadamente, en cambio, no es tan fácil aumentar los niveles de serotonina al explotar su presencia en los alimentos, así como la de triptófano.

La serotonina está presente, por ejemplo, en los plátanos, que sin embargo no son realmente útiles para mejorar el estado de ánimo. De hecho, una vez absorbida, la serotonina no puede pasar de la sangre al cerebro, donde debe realizar su acción. El mismo problema se encuentra con el chocolate .

Incluso la idea de aumentar sus niveles al comer alimentos ricos en triptófano (como anacardos, nueces, cacahuetes, almendras, semillas de sésamo, semillas de girasol y semillas de calabaza, cacao y cereales - trigo, arroz, maíz) no es fácil como se podría esperar.

La ingesta de α-lactoalbúmina, una proteína de la leche que contiene proporcionalmente más triptófano que la mayoría de las demás proteínas, se ha asociado, por ejemplo, con mejoras en el estado de ánimo. Sin embargo, no es realista pensar en aumentar constantemente la cantidad de triptófano de los alimentos en función de la ingesta de esta proteína.

En otros casos, el consumo de alimentos que contienen este aminoácido no siempre está asociado con un aumento en los niveles cerebrales de serotonina debido a la competencia por el transporte en el cerebro entre los llamados aminoácidos neutros. Este mecanismo natural es particularmente influyente cuando se trata de aumentar el La ingesta de triptófano con alimentos ricos en proteínas.

Entre los aminoácidos neutros, el triptófano es el menos abundante. El aumento del consumo de proteínas aumentará las concentraciones, pero también aumentará los de los aminoácidos con los que debe competir para ser transportado al cerebro. En comparación con ellos, tenderá a estar siempre en minoría.

A este fenómeno, sin embargo, debemos agregar el papel que desempeña la ingesta de antioxidantes (particularmente abundantes en alimentos de origen vegetal), que pueden aumentar el flujo de triptófano en el cerebro, disminuyendo su degradación.

Finalmente, la composición de la flora bacteriana intestinal también parece influir en la disponibilidad de triptófano.

Estos fenómenos influyen en la posibilidad de aumentar significativamente la serotonina, pero esto no significa que los alimentos no puedan desempeñar ningún papel. En el pasado, se han encontrado asociaciones interesantes entre la ingesta de triptófano de origen alimentario y el bienestar psicológico.

Sin embargo, la situación parece más compleja de lo que uno podría imaginar: el consumo de carbohidratos también se ha asociado con un aumento de la serotonina en el cerebro, pero solo si la comida tiene un contenido de proteínas limitado (menos del 2%).

Lo que ayuda a la serotonina.

Luego hay otros factores que pueden ayudar a aumentar la serotonina de forma natural.

La primera es la luz, ya utilizada como un remedio contra la depresión estacional: otra buena razón para pasar más tiempo al aire libre, no solo en invierno, sino también en verano.

También parece que la actividad física también puede ayudar a aumentar la serotonina en el cerebro. Nuevamente, los beneficios de este remedio natural ya están siendo explotados en el tratamiento de la depresión.

Finalmente, el vínculo entre la serotonina y la felicidad parece ser doble: tratar de mejorar el estado de ánimo, por ejemplo a través de la psicoterapia, podría ayudar a aumentar los niveles de este precioso neurotransmisor.

Demasiada serotonina: ¿qué la causa?

No debemos olvidar que incluso los excesos de serotonina son peligrosos . Sus efectos secundarios incluyen dolencias físicas (como temblores) y alteraciones en el estado psicológico.

Afortunadamente, sin embargo, estos son problemas asociados principalmente con la ingesta de medicamentos, mientras que los excesos naturales de la serotonina son raros y no se asocian con los alimentos sino con afecciones patológicas.

¿Serotonina, qué método elegir para aumentarla?

En algunos casos, se necesitan medicamentos para aumentar los niveles de serotonina. Será el médico quien determine si es apropiado confiar en remedios de este tipo.

En otros casos, la mejor solución parece ser actuar en el estilo de vida integral . Es bueno recordar que, para mantenerse saludable con los alimentos, es mejor no depender de un solo alimento que se considere súper saludable, sino garantizar una dieta tan variada y nutricionalmente equilibrada como sea posible.

Artículo Anterior

Frambuesas: propiedades, valores nutricionales, calorías.

Frambuesas: propiedades, valores nutricionales, calorías.

Las frambuesas , las frutas codiciosas y perfectas para ensaladas de frutas, mermeladas y postres, también se utilizan ampliamente en fitoterapia. De hecho, ayudan a regularizar el ciclo menstrual y resolver los trastornos menopáusicos. Averigüemos mejor. Descripción de la planta Las frambuesas ( Rubus idaeus) son los frutos de la planta de la familia Rosaceae . Na...

Artículo Siguiente

El consejo: invertir en tu propio bienestar.

El consejo: invertir en tu propio bienestar.

Durante el año, a menudo, nos encontramos deseando un descanso de relajación total o unas vacaciones para desconectar y comenzar de nuevo con el sprint correcto. A veces la recarga está mucho más cerca de lo que pensamos. Permítase un par de horas de relajación en un centro de bienestar , déjese mimar por los juegos de agua, disfrute de una sauna o un masaje gratificante, en reemplazo de esas vacaciones tan deseadas. La se...